10 Cosas que estas haciendo terriblemente mal en los restaurantes

comportarse en restaurantesSalir a comer. Sea desayunar, almorzar o cenar es una experiencia que todos disfrutamos, pues comer es uno de los placeres más simples y cautivadores que nos ofrece la vida. Por esta misma razón nos molesta tanto cuando estos pequeños momentos de deleite salen mal, pero lo que no tenemos en cuenta es que muchas veces los culpables de que las cosas no salgan como esperábamos somos nosotros. Aquí les dejo las recomendaciones básicas de lo que yo considero no se debe hacer en un restaurante para que tu velada no termine en frustraciones:

Sentarte en una mesa que no quieres 

Cuando salimos a comer a un restaurante que nos gusté o nos llame la atención esperamos que todo sea perfecto, pero hay ocasiones en que llegamos al restaurante y la última mesa disponible es la más recóndita del lugar, esa donde apenas llega la luz y que el personal suele usar para “chismosear”; O la única mesa que queda es una que al lado tiene una familia con un niño pasando por una crisis de histeria aguda, cuyos gritos alcanzan decibeles intolerables para el oído humano. Si ves que la ubicación que te ofrece el restaurante el día en que asistes no es la que deseas entonces no entres, puede que sea un lugar donde la comida sea excelente y te lo hayan recomendado diez veces, pero si la mesa donde comerás no es de tu agrado solo terminaras irritado y juzgando los alimentos  por algo que no tiene nada que ver.

Usar mondadientes en la mesa

Más sorprendente que ver a una persona usar un palillo o mondadientes para escarbarse los dientes después de una comilona, es ver que aún hay restaurantes que te los pongan en la mesa (Aquí en Cali por lo menos se sigue viendo bastante seguido). Esto es algo en lo que no hay que profundizar mucho, es comprensible que en algunas ocasiones se nos atore algo de alimento dentro de los dientes, en estos casos solo pide al mesero que te obsequie un palillo y ve al baño a remover lo que te está incomodando, pero por favor no lo hagas en la mesa, nadie quiere ver como sacamos restos de bolo alimenticio de nuestra boca. Si eres dueño de un restaurante por supuesto debes tener palillos en tu inventario para cuando un cliente te pida uno, pero no los pongas en la mesa pues es de mal gusto.

No hacer preguntas

Las personas somos tan orgullosas a ratos, que preferimos arriesgarnos a comer algo que no nos gusta con tal de no pasar como “ignorantes” por preguntar sobre la comida. Hey, no somos omnisapientes como para saber todos los alimentos del mundo y mucho menos aún como se deben pronunciar, así que no seas tímido o tímida y pregunta las cosas que no entiendas del menú: Mesero disculpe ¿Qué es carpaccio? ¿Lo estoy pronunciando bien?, no hay nada de vergonzoso en ello y te ahorraras la molestia de ordenar algo que no querías.

Salar la comida antes de probarla

En los buenos restaurantes la comida viene previamente sazonada y revisada por el chef del lugar antes de que llegue a tu mesa. Si estas pagando por un servicio de restauración de alto nivel, entonces confía en el profesionalismo de los cocineros del restaurante y prueba la comida tal como te llega ya que podrías estar arruinando un platillo suculento. Si después de algunos bocados te sigue pareciendo que le falta realzar sabor a tu comida entonces pide la sal.

 

Usar el celular

comportarse en restaurantesEs evidente que la tecnología en general ha afectado la manera en que nos comunicamos, pero hablando específicamente de los smarthphones, sus usuarios en gran parte si que me pueden sacar de quicio. Esta recomendación va más enfocada a que no arruines la cena de tu acompañante más que la tuya (si eres de esos adictos a tener la mirada clavada en el celular como un zombi), es por simple respeto a tus pares y también como por ser una persona que vive su vida real. Si usas tu celular en un restaurante te distraes a ti, distraes y disgustas a quienes hayan ido a comer contigo, y a fin de cuentas no terminas apreciando la experiencia de salir a comer.

 

Llevarte tus disgustos a la casa

Regresar las cosas que no están bien preparadas está bien. En varias ocasiones cuando nos sirven un platillo en el cual podemos percibir de manera evidente que algo no está bien (comida fría, muy salada, un cabello de “Anacleta” la mesera, etc.), no decimos nada por simple vergüenza, llevándonos por dentro esa espiníta que desembocará en malos comentarios a todos tus amigos y conocidos del restaurante (Reconozco que he hecho esto algunas veces, pero es algo que prometo no volveré a hacer). Cuando regresas algo a la cocina le estás haciendo un bien al restaurante, pues le brindas la oportunidad de que en ese mismo momento puedan enmendar su error y corregir los procedimientos que están llevando de manera equivocada, mejorando así la calidad de su servicio o producto; Pero recuerda hacerlo con amabilidad y cortesía, así evitaras que adicionen fluidos humanos en tu comida… Es broma, todas las cocinas en las que he trabajado hasta ahora han sido bastante profesionales. :)

 

Comer la carne demasiado cocida

Sí que hay polémica con esto. Los expertos en gastronomía y grandes chef del mundo saben que el mejor modo de comer la carne es “3/4″ o también llamado “asado a punto”, pero hay personas que les gusta ir a los restaurantes a comer suela de chancla vulcanizada; Eso lo dejo a su gusto, sin embargo tengo un comentario para las personas que piden carne pasada de cocida, y es que en muchos de los mejores restaurantes disponen los peores cortes de carne para los que la piden muy cocida, ya que en éste estado de color marrón cuasi carbón se pueden disimular las imperfecciones de la carne mejor que cuando se sirve a punto.

 

Ser demasiado agresivo o dócil con los meseros

Es verdad que nuestro dinero vale, y que cuando vamos a un restaurante merecemos que el servicio sea de primera, sin embargo hay individuos que creen que pueden tratar al personal como se les da la gana; El arte de un buen servicio es algo que no se encuentra fácilmente en la actualidad, debido a que cada vez son más los dueños de restaurantes que consideran que esta es una tarea que cualquiera puede realizar para poder reducir costos, y es por esto que debemos reconocer a los pocos meseros profesionales que aún quedan. Por otra parte, tampoco podemos sucumbir ante los caprichos de un mesero, ya que siendo ellos una gran fuente de información para saber en qué consiste el menú del restaurante y que en muchas ocasiones preferimos escuchar sus recomendaciones antes de ordenar, siempre es mejor pedir lo que tu antojo de dicte. Así el mesero te de una cátedra magna de cuanto ama los mariscos, si tu deseas comerte una carne al grill, pide la carne al grill.

 

Fumar o ir al baño cuando no se debe

¿Sabías que en los restaurantes de alta categoría no sirven cada ronda de comida hasta que todos los comensales estén en la mesa, y que en muchas ocasiones si la mesa tarda mucho en estar completa ellos botan tal comida porque ya se enfrió o se estropeó la textura de algún elemento del platillo? ¡Es una lástima que al comida se desperdicie de esta manera!, además será muy molesto para tus compañeros de mesa tener que seguir aguantando hambre porque eres tan maleducado como para ir al baño o a fumar en el momento inapropiado. Es cuestión de respeto a los demás, así que si necesitas ir a hacer alguna de estas dos cosas hazlo justo después de ordenar, para que de esta manera no interrumpas el ritmo del servicio.

 

Pedir que le quiten ingredientes a la comida

Si hay algo en una preparación que no te gusta es mejor que pidas otra cosa, ya que es un insulto para el criterio del cocinero que le pidas quitar un elemento de una comida que el ha diseñado metódica y concienzudamente para que puedas disfrutar al máximo el maridaje de estos ingredientes en tu boca; Siendo el caso que el cocinero acceda a quitarlo, estarás estropeando el balance de la preparación. Si eres muy “requeñecudo” con la comida mejor quédate en tu casa ya que no tienes 5 años como para estar molestando  y retrasando el pedido de los demás en la mesa por tus indecisiones.

¿Qué más crees que no se debe hacer en un restaurante? Escribe tu comentario abajo. 😉