Comiendo pincho donde la gata: Noctambulando en Cali.

restaurantes cali

Puedo decir honestamente que los comentarios que se encuentran en la web de esta gata que hace postres y sándwiches son bastante acordes a la realidad. Luego de una feria de Cali bastante peculiar, donde entré en “turbo party mode” por una semana, ya sentía la necesidad de retomar mi meta de conocer todo el sector restaurantero de mi ciudad, así que decidí buscar un lugar interesante para comenzar el año con el pie derecho en una comunidad on line que descubrí hace poco por internet, de gente que siente pasión por comer en  Cali llamada Degusta (Esta página también funciona en Bogotá, Medellín y Cartagena; Ademas tiene una aplicación para smarthphones con la cual puedes calificar los restaurantes que visitas, subir fotos, etc.) .

Resultó que basado en votaciones y comentarios de los usuarios el lugar más popular del momento era uno llamado Juana Pastela (Juana es el nombre de la gata mascota de los dueños), así que enseguida programé mi día libre para ir. ¿Quieres un lugar pintoresco, divertido, con buena comida y económico? Hey, tienes que venir aquí por que es exactamente lo que estas buscando; Cuando llegamos al lugar me llamo la atención su decoración, pues a pesar de que usan muchos colores no parece una “heladería – asadero de pollo” (así es amigo mio, en Bogotá conocí algunos lugares donde te vendían helado y pollo asado, los cuales siguen siendo uno de mis referentes más cómicos del “rebusque” colombiano, pero además en sus paredes habían tantos colores que chillaban a la visión, casi pierdo la vista por semejante intensidad vizual), todos combina muy bien, además las luces tenues le dan un toque mucho más acogedor al lugar.

La carta está compuesta básicamente por postres tipo cupcakes, brownies, pop cakes; De sal encontré sándwiches de pan baguette, focaccia (pan italiano cubierto generalmente de especias y algunos otros ingredientes como champiñones, jamones, etc.), pinchos… Al final me decidí por pedir los pinchos de pollo y una limonada de coco.

restaurantes cali

Mientras nos preparaban la comida nos trajeron unos pasa bocas de cortesía: Tajadas crocantes de pan baguette con mantequilla, ajo y alguna hierba aromática (lastimosamente mi acompañante se comió todos los crocantes de pan y no pude probarlos, así que especularé diciendo que tal ves la hierba aromática era perejil o cilantro); También nos ofrecieron algunos juegos de mesa para pasar el rato como parques, dominó, jenga y futbolito, bastante entretenido, ¿no te parece?, yo en lo personal preferí seguir con la conversación, pero para una próxima ocasión con muchos amigos sería bien entretenido jugar dominó, cual adultos octogenarios reviviendo sus años mozos en la esquina de la cuadra donde vivieron toda su vida. :)

restaurantes cali

 

En general todo tenía buen sabor, las papas eran crocantes, acompañadas de salsa de tomate y una salsa emulsionada con un toque ácido bastante agradable, puede haber sido limón o algún vinagre blanco, la limonada de coco estaba deliciosa (primera ves que la probaba) y el pincho de pollo con champiñones y tomates cherry también estaba sabroso, lo único que tendría para apuntar es que el pollo estaba un poco seco, pero por lo demás no tengo queja alguna.

Para terminar el gusto, la cuenta fue bastante económica a mi parecer, no voy a decir que es ¡Baratísimo, un gangaso!… No, pero sus precios son justos. Tranquilamente puedes ir con $25.000 pesos y comen dos personas. Después de salir del restaurante seguí deambulando por ahí pero el resto ya no te compete, así que te comparto está imagen de un mural que capturamos en el transcurso de la noche. 😉

restaurantes cali