Qué son las D.O.C. y Cómo Afectan Directamente lo que Comes

denominación de origenActualmente vivimos en un mundo donde cada vez la información es más valiosa, y si, esta tendencia también afecta nuestros alimentos y directamente nuestra economía. Yo ya estaba enterado de qué eran las D.O.C. más sin embargo no le prestaba mucha atención al tema, pero hace unos días cuando asistí a un seminario para certificación como catador profesional y jurado especializado en quesos (por cierto ya lo terminé y aún recibo obsequios de graduacion 😛 ) fue que comprendí la verdadera importancia que tienen estas regulaciones para nosotros como consumidores e igualmente para los productores que se “parten el lomo” posicionando un producto para que otro venga a desprestigiarlo con la muchas veces mal lograda versión “chiviada”, “trucha” o ficticia.

Por si desconoces el tema y para que entres en sintonía te cuento, la D.O.C. o D.O. (Denominación de origen controlada) es un tipo de indicación geográfica aplicada a un producto agrícola o alimenticio cuya calidad o características se deben fundamental y exclusivamente al medio geográfico en el que se produce, transforma y elabora. Distingue y certifica los productos creados en una zona determinada, contra productores de otras zonas que quisieran aprovechar el buen nombre que han creado los originales en un largo tiempo de fabricación o cultivo.

¿Conclusión? es como un tipo de “protección de derechos de autor” que se le da a una región por producir un alimento.

Después de dejar esto claro te contaré a continuación cómo esto actúa benéficamente sobre los productores, la economía y lo que más te podría interesar, como incide sobre ti como consumidor.

¿CÓMO AFECTA A LOS PRODUCTORES?

Si eres el fabricante de un alimento de tradición en tu región, el cual te has encargado arduamente por mantener los estándares y características que representan la calidad de dicho producto (la misma calidad que lo ha hecho tan famoso), estoy seguro que sería muy molesto y frustrante para ti ver que individuos de otros lugares están usando el nombre de tu producto para lucrarse, vendiéndole a las personas un alimento que no representa en su totalidad todas las bondades del el que tu elaboras, por lo cual también están haciendo poco a poco quedar mal la reputación de tu fabricación.

Es aquí donde está el meollo del asunto, las D.O.C. no prohíben a las personas del resto del mundo que fabriquen un producto igual al tuyo, todos somos libres de producir lo que queramos (bueno excepto drogas, armamento nuclear y algunos otros asuntos 😛 ) pero lo que si te asegura a ti como productor de la región original es que no puedan usar el nombre para su beneficio económico.

blog gastronomia

Un ejemplo claro es el del queso Roquefort o también conocido popularmente como queso azul. Para que un fabricante pueda poner “Roquefort” en la etiqueta de su producto este debe estar ubicado en la ciudad de Roquefort-sur-Soulzon, Francia, hecho con leche de ovejas raza Lacaune, alimentadas con pasto de allá, bajo las condiciones climáticas de allá y madurado con los procesos de allá; En un inicio podemos pensar “¡Esto es ridículamente exagerado!”, pero aunque no lo creas todos estos variantes que para nosotros pueden parecer pequeños como que los ovejas se alimenten del césped de ese suelo en específico, repercuten notablemente en la calidad final del producto.

Entonces si eres otro productor que también sabe como elaborar quesos tipo azul pero no cumples con todas esas condiciones que el D.O.C. te pide para el queso Roquefort, debes llamarlo de otra forma. Y bueno ¿Qué pasa contigo si eres un productor original de la región? Este sello hará automáticamente que el valor de tu producto incremente en el mercado ya que tu producto es de los pocos que están habilitados legalmente para venderse bajo esa distinción.

¿CÓMO AFECTA LA ECONOMÍA?

Creo que con la explicación anterior es bastante fácil deducir cómo esto ayuda notablemente a la economía de un país; Un producto que obtenga este reconocimiento le da el poder al estado de ser el único que lo explote, lo que representa ingresos monetarios extras para la región que lo produce y es de esperarse ya que las personas se sienten más atraídas por la calidad, el pedazo de historia y reputación que tiene la región.

¿CÓMO NOS AFECTA COMO CONSUMIDORES?

Es una garantía adicional para saber que no estas siendo víctima de la muy conocida “publicidad engañosa” (Esa pena inmensa que todos hemos sentido cuando vemos una hamburguesa deliciosa en el cartel y al momento que nos la entregan parece una almohada de 16 años de uso), y que estas obteniendo realmente por lo que estas pagando. Como consumidor también soy consciente que esto tal vez pueda aumentar el costo de mis caprichos de exquisitez, igualmente siempre tendremos la opción de comprar productos muy similares por precios más bajos, pero hey, si en algún momento estoy dispuesto a invertir en la experiencia de tomarme una verdadera Champagne (otro producto con D.O.C.) lo mínimo que espero es que tenga todas las bondades por las cuales estoy pagando y no ser embaucado con una que no es autentica pero en su etiqueta dice serlo.

Champagne and cork exploding from bottle

Aunque muchos no estemos enterados, Colombia hace algún tiempo entró en este juego de las D.O.C. y de hecho lidera la lista en los países de la Alianza del Pacífico con 20 registros de D.O.C. cuyo primer reconocimiento y más representativo es el de “Café de Colombia”.

Sé que este es un tema un poco más serio y pesado de lo que suelo escribir, pero considero que estas certificaciones son practicas que cada vez deberíamos aplicar más a nuestros país, educarnos como consumidores y establecer estándares de calidad para los productos que tanto nos identifica y enorgullecen, dándoles de una vez por todas el valor real que se merecen y fomentando el desarrollo económico de nuestras distintas regiones. Este es un “apretón de pezón” dirigido especialmente a personas del medio gastronómico como yo, que somos a fin de cuentas los más capacitados para poder generar iniciativas que permitan mejorar de la calidad de nuestros productos nacionales, ganando de esta manera una mejora en nuestra economía y construyendo una más solida identidad nacional. 😉

Recuerda suscribirte a mi blog en la parte superior derecha para que no te pierdas ninguno de mis post y apoyarme compartiendo el artículo si fue de tu agrado. ¡Gracias! :)