Santa Teresa: La Evangelización del Chocolate

santa-teresa-23

Hay artículos que de verdad da mucho gusto hacerlos, y más aún cuando la fuente te trae recuerdos dulces, texturas crocantes y cremosas que se deshacen en tu lengua, colores, aromas y sensaciones. Somos muchos los fans del chocolate, sin embargo hay un gran número de mitos al rededor de esta delicia de la vida con respecto a si es bueno o malo para la salud, pues bien, el día de hoy vengo a compartirte un lugar donde su bombonería hecha 100% con manteca de cacao, nos enseña que el chocolate, el verdadero chocolate, es sumamente provechoso para nuestra salud, pero más aún, sumamente provechoso para el alma; Un lugar en el que yo diría se desarrolla una especie de alquimia al rededor del cacao, cacao colombiano, delicioso, aromático y bienvenido para nuestro cuerpo, a mucha honra.

santa-teresa-22

Te presento a María del Carmen Terán, mujer de fe, visión y perseverancia quien junto a su esposo son los dueños y principales motores de esta iniciativa llamada Santa Teresa, la cual busca promover y educar la región en el consumo de chocolate, del verdadero chocolate ya que si mi querido amigo o amiga lectora, lo que normalmente nos comemos por ahí creyendo que es chocolate realmente no lo es, esto es algo de lo que ya te he hablado varias veces, de como hemos vivido engañados consumiendo grasas hidrolizadas, con colorantes, sabores y colores artificiales para obtener ese producto tan “económico” que solemos llamar “chocolates”.

Mi visita a Santa Teresa en su punto ubicado en el barrio Granada (cuentan con 2 puntos de venta, pero es en este donde además tienen su planta de producción) comenzó con una cálida bienvenida por parte de María del Carmen y un café.

– “¿Quieres azúcar?”, me preguntó ella.

– “Si, dos de azúcar por favor”, respondí.

– “Mmm, este café no necesita azúcar, te la voy a dar, pero te recomiendo que lo pruebes antes de agregarla… Es un café especial”, me respondió con cierta sonrisíta, como si estuviera muy segura de cuál sería el resultado del reto.

Y si que resultó siendo especial este café, ¡De verdad no necesitaba azúcar!, un café muy aromático, suave y amigable al paladar. De la mano de Oscura Pasión, un café sembrado en Rizaralda a 1600 metros, con notas aromáticas a frutos rojos, moras, arándanos, Santa Teresa a parte de educar en el consumo de chocolate real, trabaja por inculcar en sus consumidores ese maridaje tan maravilloso como lo es el café y el chocolate, es decir ¿Alguna vez te haz comido un buen chocolate con una buena tasa de café?… Hombre es una delicia.

santa-teresa-9Mi cara de: “Jmmm tenía razón, no necesita azúcar”.

santa-teresa

Como hombre “caprichoso” que soy con las cosas de su tierra, algo que realmente me llamó la atención de Santa Teresa para hacer la visita fue que usan 100% cacao colombiano, en latinoamerica normalmente los países que se escuchan desarrollados en la industria del cacao y el chocolate son México, Ecuador y Perú, por esto para mi era necesario ir y preguntarle a una experta chocolatera cual era ese “plus” del cacao colombiano (No es que me gusten las discusiones, pero cuando se trata de decir que mi país tiene lo mejor en algo… Eso si me encanta 😛 ).

Resulta que el cacao colombiano es uno de los más aromáticos del mundo, su proveedor de cacao ubicado en la ciudad de Tumaco el cual cuenta con denominación de origen fino aroma (Por si no recuerdas que son las denominaciones de origen aquí te explico un poco de ello), provee a Santa Teresa con algunos de los mejores tipos de cacao del mundo (criollos y trinitarios principalmente). En ocasiones especiales Santa Teresa fabrica su bombonería con un tipo muy particular de cacao llamado cacao porcelana o criollo porcelana. Este tipo de cacao es una especie de tesoro en el mundo chocolatero ya que es sumamente aromático y solo se encuentra en ciertas zonas de centro américa y latinoamerica; En general, las potencias en producción de cacao del mundo son África y Brazil, las cuales cuentan con un tipo de cacao llamado forastero, que se caracteriza por ser mucho más rendidor que un cacao como el porcelana por ejemplo, pero es significativamente menos aromático.

santa-teresa-17

Así recibe María del Carmen las coberturas de cacao colombiano, listas para hacer las bellezas de bombonería que preparan en Santa Teresa.

Entonces si tenemos tan buen chocolate, ¿Por qué la cultura chocolatera en Colombia es tan pobre? Es decir, María del Carmen me contaba que en muchas ocasiones las personas iban a su tienda y le preguntaban “Oiga, pero por qué esa chocoteja (producto insignia con el que comenzó Santa Teresa) cuesta $2.200 y el Choco Break cuesta $300, están como carítas”, este tipo de comentarios en lo personal de primera entrada me dan ganas de mirar a los ojos a la persona, darle una bofetada con la parte externa de mi mano y decirle “compatriota, por favor no sea ignaro”, pero en realidad es esto lo que demuestra dónde está el eje del asunto, EDUCACIÓN.

Aquí está la otra gran labor que ha venido haciendo María del Carmen y su esposo, a parte de ofrecer al publico caleño un producto de excelente calidad, constantemente están en la labor de educar a su ciudad para que este tipo de comentarios que se generan por falta de conocimiento desaparezcan, y que estás personas se salven de mis bofetadas (es broma, no bofetearé a nadie porque no quiero terminar en una estación de policía).

Como pioneros en la promoción de la cultura chocolatera en Cali, cada 3 meses hacen catas gratuitas de chocolate, asisten a colegios para que los niños aprendan a diferenciar el chocolate 100% con manteca de cacao del veneno artificial y grasoso que estamos acostumbrados a comer, generan talleres de fortalecimiento para empresas al rededor de experiencias con el chocolate, brindan a las personas que van a sus locales todos los días un maridaje diferente de chocolate con bebida, en fin, como lo dijo María del Carmen “Ha sido una evangelización del chocolate”.santa-teresa-8

Siempre interesados en generar una experiencia educativa al rededor del chocolate, en una de sus paredes tienen esta linea de tiempo con fechas importantes en la historia del cacao.santa-teresa-7santa-teresa-2santa-teresa-6

santa-teresa-4En primer plano podrás apreciar una torta de chocolate hecha con harina de almendras.

Esta admirable iniciativa lleva en el mercado 6 años, siempre fieles a su premisa “100% chocolate artesanal, 100% verdadero chocolate, 100% cacao colombiano”, pueden producir actualmente 2.000 chocolates diarios sin maquinaria, es decir que todo es fabricación manual, de lo contrario no sería artesanal. Santa Teresa hace parte de las tan solo 20 chocolaterías artesanales del país, ¿No te parece increíble que un país con poco más de 48 millones de habitantes solo existan 20 chocolaterías artesanales?, ¿No te parece increíble que en Colombia se consuman 300 gr de chocolate al año, mientras que en Suiza donde no hay ni un solo “palíto” de cacao, una persona consuman 13 kg? Bien, estas son cifras que nos permiten divisar muy bien las ironías alimenticias de la vida.santa-teresa-11santa-teresa-15

 El esposo de María del Carmen y maestro chocolatero del lugar quien ha recibido clases del mismísimo José Ramón Castillo de Que Bo!, ya solo con esto era de esperarse que este personaje preparara tan buenos chocolates. 

santa-teresa-18

En este espacio encontrarás chocolates muy fuera de lo común, pero siempre deliciosos y saludables, como un bombón de chontaduro por ejemplo o de tequila con sal; Si deseas un plan un poco más romántico también ofrecen fondue de chocolate con distintos porcentajes de cacao para aquellas personas que buscan una velada dulce, brownies, tortas, panes de chocolate, en fin, todo lo chocolatosamente más delicioso que te puedas imaginar.santa-teresa-27santa-teresa-21

 santa-teresa-24Obsequio de Santa Teresa para mi y mi amigo de Lente Culinario. No sé a Lente Culinario, pero a mi me duro día y medio… :/

santa-teresa-31

Como conclusión de mi visita a Santa Teresa puedo comprender la importancia de aferrarse a un sueño, tener convicción y luchar por ella, es claro que si la perseverancia de María del Carmen y su esposo no fuera tan fuerte hace rato habrían sucumbido ante la corriente comercial mundana, hace rato estarían vendiendo “pandebonítos” para pasar con el café, “sandwichítos” para bajar el dulce o “chocolatícos” más ajustados a lo que el caleño está acostumbrado a pagar; Que la labor educativa con nuestra región no solo para el consumo de chocolate real, sino de muchos otros productos alimenticios debe ser fuerte, hay mucho camino por recorrer pero si es posible, y que este es el único modo de obtener hábitos de consumo responsables y basados en el conocimiento; Que las grandes empresas chocolateras de Colombia como La Nacional de Chocolates o Luker deben ser las principales responsables y gestoras del desarrollo y cuidado de los tesoros de cacao que tenemos en nuestro país, cuidar el cacao desde la planta, e impulsar una revolución chocolatera para que de esta manera no se quejen de que en Colombia no hay mercado y deban exportar toda su producción de coberturas gourmet a otros países.

Ecuador, México y Perú son lugares que pudieron comprender la potencial bendición que tenían en sus manos, poco a poco lo han ido logrando, entonces ¿Por qué no soñar con una Colombia que no solo tiene uno de los mejores cafés del mundo, sino también una de las más desarrolladas industrias de cacao y chocolates?… No sé tu, pero yo me sumo a ese sueño.

Recuerda suscribirte a mi blog en la parte superior derecha para que no te pierdas ninguno de mis post y apoyarme compartiendo el artículo si te gustó. ¡Gracias! 😀

santa-teresa-28