Kitsch me diste una Bofetada, ¡Y te doy 1000 Gracias por ello!

img_3009

Voy a ser 100% franco contigo. Este día, el día que llegué a Kitsch Coctelería no tenía ni el más diminuto despojo de lo que se puede llamar “quiero tomarme un cocktail”, venía de una semana en la cual ya había bebido lo suficiente como para que mi medidor de gusto por ingerir alcohol se rebosara, justo el día anterior había tomado unos cocktail terribles (en algunos días les contaré de esa “particular” experiencia), y de hecho cuando me encontré con la persona que me acompañaría a esta visita le dije “No sé cómo voy a hacer, no quiero tomar más”. ¿Puedes imaginarte cómo termino la noche?… ¡Mi amiga tuvo prácticamente que forzarme a irme porque no quería abandonar ese lugar!, es decir, estar fascinado tomándote un cocktail cuando unas horas a tras no eras capaz de ni siquiera nombrar la palabra licor, eso solo lo puedo asimilar como una revelación, una revelación de que cuando tu paladar está en manos de verdaderos profesionales, las cosas más absurdas, deliciosas y cautivantes pueden pasar.

Entre los protagonistas de esta demente y admirable propuesta están dos personajes que seguramente ya han visto por acá en el blog y son Juan Manuel Duque y Ronald Ordoñez, dos grandes bartenders que he tenido el privilegio de conocer hace ya algún tiempo, y que en esta particular ocasión se les ha sumado Harby Avila experto en mocktails (cocktails sin licor), para hacer la triada perfecta creadora de la experiencia que ellos llaman “El cocktail como debe ser“.

img_4523De pie, a tras del sofá animal print de izquierda a derecha se encuentran Ronald Ordoñez y Harby Avila, delante de ellos y justo en el medio Juan Manuel Duque. A los lados extremos dos de sus bartenders invitados a un formato muy interesante que en Kitsch han generado llamado “Guest Bartender“. 

Kitsch es la respuesta a el llamado de un grito silencioso, ese tipo de llamados que tal vez puedes identificar en la mirada de un ser humano pero que este no se atreve a hablar o simplemente no sabe que puede hacerlo, sin embargo tu en el fondo sabes que necesitas mostrarle que hay un camino. Para mi Cali es la que perpetua este grito silencioso, una Cali ahogada en cocktails cargados de dulce y colorantes, cocktails de tonos radioactivos, cocktails vomitivos que lo único que buscan es eso, hacerte vomitar de la ebriedad, aguardiente, cerveza y que si cuentas con mucha suerte podrás tomar un respiro con uno de los “clásicos” brutalmente trillados como un Long IslandCabeza de Jabalí o un Sex on the beach.

Es aquí donde Kitsch decide ponerle un alto al asunto y decir “Un momentíco, esto no puede seguir así”, y luego de algunos meses de planeación, mucho trabajo y pasión abren en la ciudad de Cali lo que se declara como la primer coctelería de la ciudad. Ahora te preguntarás “¿Cómo así que la primera coctelería de Cali?, Yo conozco muchos lugares donde puedo tomar cocktails”, si es verdad, pero Kitsch es la primera coctelería de Cali porque es esto lo único que venden, ¡Cocktails!, y es esto lo que lo hace tan maravilloso porque todo el foco profesional esta centrado en esto, brindarte la mejor experiencia que una bebida pueda generar en ti. Es tan simple como esto (y haciendo un “recorderís” del artículo que escribí la semana pasada), si tu quieres comerte un chocolate realmente delicioso a dónde irías, ¿A una chocolatería donde claramente son expertos especialistas en chocolate, o a una tienda de postres donde venden chocolate pero también muchos otros productos? (Y no te las vengas a dar de “troll” diciendo “Hay si, yo iría a la tienda de postres”), ¡Lógicamente irías a la chocolatería porque estas buscando el mejor chocolate, y de seguro ellos que son los expertos en el tema son los más cualificados para dartelo!, pues bien, es el mismo caso con Kitsch, si estás buscando lo mejor en cocktails a dónde irías… Pues a una coctelería. 😉dsc01391

Cabeza brillante de elefante que muestra la entrada a Kitsch Coctelería, ubicado en una de las zonas gastronómicas de Cali, barrio El Peñón.img_2888dsc01392

 Ubicado en un segundo piso, en lo que podríamos llamar un tipo de “balcón”, Kitsch apuesta por un espacio mucho más privado e íntimo, donde podrás concentrarte totalmente en disfrutar tu bebida y la agradable compañía sin tener que ser interrumpido por el paso de los carros o miradas de entes que se paren en las esquinas (cosas típicas en los bares del barrio El Peñón en Cali). img_4349

La palabra “Kitsch” proviene de la Alemania del siglo XIX donde se generó un estilo con ausencia de estilo, una corriente donde primaba el confort y la excentricidad. lo mundano llevaba el detalle en los objetos a puntos exagerados y hasta eclécticos, una sobresaturación peculiarmente agradable; Este es el ambiente que encontrarás en Kitsch Coctelería.

Cuando llego a Kitsch me siento, Juan Manuel y Ronald me preguntan que qué deseo tomar, yo como es de costumbre respondo diciendo que me traigan la especialidad del lugar, o lo que a su consideración va a ser de gran gusto para mi, Ronald me responde algo como “Mmm, mira ese no es normalmente el ejercicio en Kitsch, para que la bebida que llegue a tus manos sea realmente de tu agrado sugerimos que nos digas normalmente cuáles son los tipos de sabores que te gustan en una bebida, y cuál es tu base alcohólica preferida”… En mi vida me habían hecho una pregunta como esa, pero debía responder, así que comencé a buscar en mi vagón cerebral de sabores y respondí que mis sabores eran ácidos, dulces, sensación refrescante, algo de picante y mi base alcohólica era el vodka. Esta fue la delicia con la que llegaron a mi mesaimg_3062

Moscow Mule, uno de esos cocktail clásicos que francamente yo no conocía, pero que después de está noche puede estar siendo uno de mis favoritos, el sabor dulce y refrescante, con una tonada final aromática y picante, fue una bebida que produjo corrientes eléctricas en mi paladar desde que ingresó a mi boca hasta después inclusive de haberlo tragado. Solo quería aferrarme a la característica taza de metal en la que siempre se sirve este cocktail y beberlo, y no soltarlo, y beberlo. Entre sus ingredientes estaba el zumo de limón, vodka y una cerveza de jengibre hecha en casa que es la responsable de ese toque tan idílico.

dsc01395Este bellísimo anillo de hielo se forma por la utilización de un hielo cobbler (fabricado en congelación lenta por ellos mismos), y lo que hace es que la bebida va a tardar más tiempo en diluirse o aguarse, impidiendo así también el acenso de las hierbas que el cocktail pueda contener.

dsc01385A mi acompañante, quien no quería tomar una bebida con licor le hicieron algo sumamente especial,

dsc01375¡Un mocktail que se inventaron en ese mismo momento! al cual improvisadamente decidieron nombrar Passion Kitsch, es decir ¿Hay algo más auténtico que esto?, que creen un cocktail para ti a la velocidad de un buen servicio, pero que además le pongan un nombre creativo y una descripción cuasi poética traída en una servilleta escrita con caligrafía estética, toda está acción la encontré fuertemente cercana, original, exclusiva y sibarita, ¡Fue genial!

dsc01378 Solo como para seguir nombrando cosas locas de este lugar, en Kitsch puedes armar tu propio cocktail y si llega a ser de tu real agrado le puedes poner nombre, ellos lo guardarán en una base de datos y cada que alguien desee ordenar ese cocktail, seas tu mismo o un tercero, lo prepararán exactamente igual a como lo creaste. Plantéate esta escena: Estás con tus amigos o un grupo de compañeros del trabajo, hablando de cosas sofisticadas, fanfarroneando, arreglando el país o hablando de football, cuando el tema de las bebidas se cruza y tu dices “Hey, si se quieren tomar algo de verdad buenísimo vayan a Kitsch en El Peñón y pidan el cokctail “Gerardo en llamas”, yo mismo lo inventé y ahí lo sirven” (si, sé que el nombre de mi cocktail apesta), ¡Dime si no es lo más cool del universo!img_4469img_3028

  img_4308Entrando en una tonada un poco más consciente y de trabajo por nuestra ciudad, Ronald, Juan Manuel y Harby buscan a través de Kitsch generar una cultura del buen beber en nuestra ciudad, donde los cocktails salgan de esa escena de embriagues y rumba desenfrenada con la que normalmente los relacionamos, y se les de un lugar en lo que verdaderamente son, un producto que abre espacios de unión, un producto elaborado meticulosamente para generar una experiencia de placer y gozo, con una gama de conocimientos técnicos enormes inmersos en ellos y una historia aún más gigantesca y apasionante.

En su misión de promover y desarrollar una cultura coctelera en nuestra ciudad y dignificar la labor de un verdadero profesional de las bebidas, gestan iniciativas como “Guest Bartender“, un evento en el cual ellos abren las puertas de su casa Kitsch para que un bartender invitado sea la sensación de la noche y se le brinde la oportunidad de tener un espacio donde realmente este pueda desarrollar un despliego de todos sus conocimientos y trucos, todo esto con el fin de comenzar a percibir el bartender de la manera en que países como Inglaterra lo hacen, como un artista de la barra.

Se encuentran en planeación de otra interesante iniciativa llamada “La Academia del Cocktail“, la cual consiste en comenzar a hacer catas abiertas al público para que las personas puedan aprender a catar diferentes tipos de cocktails y bebidas alcohólicas, sin la intervención de un mensaje comercial (porque si, catas hay muchas, pero siempre están enfocadas en decirnos por qué el producto que estamos catando es el mejor), algo verdaderamente enfocado en desarrollar aptitudes sensoriales en los asistentes y de esta manera contribuir en la aparición de un mercado caleño mucho más culto en lo que a temas de coctelería se refiere.

img_2967Por último pero sin lugar a duda no menos delicioso llega a mis manos el cocktail que esta arriba de este parrafo llamado El Diablo, cuyos ingredientes tequila 100% agave, zumo de limón, cassis, y la nuevamente milagrosa cerveza de jengibre hecha en casa, cerraron la noche con broche de oro, demostrándome tal y como me dijo Juan Manuel (Después de que le manifestara de que los cocktails con tequila era demasiado fuertes para mi), que los cocktails con tequila pueden ser muy agradables y amigables.

Hay un mensaje muy importante que me llevo de Kitsch y todo su equipo, y está proyectado en algo que Juan Manuel me dijo en nuestra conversación aquel día, que fue lo siguiente: “Gerardo, lastimosamente nuestro gremio, y más aún hablando del sector bares en Cali, está dominado por empresarios de oportunidad y no por profesionales dolientes del área, quienes de verdad son los que tienen un sentido de pertenencia por su profesión y no solo un interés económico“. Querido amigo o amiga lectora, creo que esté comentario es lo suficientemente claro por si mismo y pega justo en la yaga putrefacta que no nos ha permitido tener un desarrollo óptimo en muchas de los sectores económicos de nuestra ciudad y país, si nosotros como consumidores, como el pueblo, no nos tomamos la molestia de indagar, investigar, aprender y culturizarnos para poder exigir a todos aquellos que por poder económico están arriba, nos seguirán metiendo los dedos a la boca con las mismas porquerías que ya nos acostumbraron a saborear, y cuando surjan este tipo de emprendimientos que se atreven a luchar contra las tendencias de consumo radicadas por décadas ¡Apoyemoslos!, ya que sé que tu al igual que yo, estas harto o harta de escuchar a nuestros coterráneos decir que en Cali nunca hay nada diferente para hacer, pero cuando a la hora de salir se trata seguimos invirtiendo en “pachanga”, aguardiente y hamburguesas.

Y ya que estamos hablando de apoyar, les cuento que hace algunos días me llegó esta notificación de los organizadores de los Primeros Premios Cocktail Colombia 2015 (iniciativa realizada por el equipo de Cuarto de Onza y Warm Up Investments) para que yo, junto a otros 49 profesionales seleccionados en el país, nomináramos lo mejor en las propuestas de cocktails a nivel nacional.

fotorcreatedAhora, ¿Por qué traigo a acotación el tema?, no es solamente para presumir ( es broma, no es para presumir 😛 ) sino para contarles que Kitsch está representado nuestra ciudad en 5 de las 6 categorías especificadas para dichos premios, ¡Esas son muchas nominaciones! y sería un verdadero placer ver que un bar de mi ciudad, con un grupo de jóvenes profesionales de mi ciudad sean los ganadores de todas estas categorías, así que si tu al igual que yo deseas apoyar a Kitsch para que se lleve estos trofeos te invito a que votes por ellos en el siguiente link CLICK AQUÍ◄–

Recuerda suscribirte a mi blog en la parte superior derecha para que no te pierdas ninguno de mis post y apoyarme compartiendo el artículo si te gustó. ¡Gracias! 😀

img_5281