Avril: Eclectisismo, Autenticidad y un ¡Pulpo Brutal!

avril restaurante cali

Quiero comenzar diciendo que este es el pinche pulpo más delicioso que me he comido en mi vida (tenía que comenzar diciéndolo, lo tenía atorado desde el momento en que lo probé hasta este punto, en el que comenzaría a escribir este artículo). Una propuesta culinaria bastante ecléctica, y no me refiero a la decoración como lo dije en alguna ocasión de cierto lugar, sino a sus platos, la conformación de ellos es anormal, rara, curiosa, intrigante y tal vez puede llegar a ser un tanto chocante para algunos, pero para aquellos curiosos de sabores y experiencias como yo, les será un espacio cautivante, auténtico y personal. Esta es mi experiencia en Avril Cocina Personal. 😉

Realmente no puedo hablar del lugar antes de que Janier Grisales apareciera en el, este publicista de profesión y cocinero de vocación, amor y pasión, es el actual chef y director de este barco gastronómico llamado Avril. Ubicado en el barrio San Antonio, cuenta con una distribución que en lo personal encuentro idónea, ¿Por qué?, bueno, realmente ha medida que vas comiendo en tanto lugar, te vas como cansando de esos sitios gigantescos, llenos de mesas, y cuando están abarrotados de personas aún peor, pero no me malinterpretes, es solo una cuestión de gustos (resabios de los que nos creemos dizque “gourmets”).

avril restaurante cali

avril restaurante cali

avril restaurante cali

avril restaurante cali

avril restaurante cali

Como podrás haber visto el lugar es sumamente cálido, intencionalmente elegante, acogedor, pero no hablemos más del espacio ya que con las fotos te puedes dar una idea bastante cercana, hablemos de lo que nos gusta aquí, la comida.

Ese día en particular me dirigía a hablar con Jainer respecto a un tema en particular (si, hay proyectos debajo de la manga, luego te estaré contando 😉 ), de verdad, DE VERDAD, no esperaba terminar con una tarde de deleite gustativo por invitación de su parte, pero así fue, ¿Quién dice que no a una invitación a comer?, al menos yo no lo hago.

La más que grata atención de Jainer, comenzó con unas Sorpresítas de Colombia, inspiradas en aquellas sorpresítas que vendían en las antiguas ferias de los pueblos, las cuales por una moneda te daban una pequeña bolsa que abrías, y te podía salir cualquier cosa, anillos de juguete, canicas, dados, etc. “A ti no te tocaron esas sorpresítas”, me dijo Jainer, mientras trataba de deducir mi edad con su mirada, pero si, si alcancé a comprar de esas sorpresítas también jeje.

avril restaurante cali

Masa crocante, rellenos cargados de sabor, una alioli, salsa de tamarindo y otra de pimiento dulce. Le hace honor a su nombre. 

avril restaurante cali

Este nostálgico y bello plato nos puede sorprender con saber como carne desmechada, encocado de piangua, encocado de jaiba, morcilla, gallina ahumada con manzana caramelizada, posta negra cartagenera… Todos deliciosos.

Mientras Jainer me contaba algunas de sus anécdotas universitarias en Manizales (este personaje podrá ser de Buga, pero debe tener su antepasado turco porque le buscaba negocio a lo que fuera con tal de no quedarse “pelado”) donde estudió publicidad, llegó está cosa hermosa, Lomo de Res en Torta de Pan y Reducción de Cola.

restaurante avril caliLa textura masúda y densa de la torta de pan, junto con la contundencia en sabor que le da la reducción de cola, hacen de este plato uno de esos que literalmente coges el pan y raspas hasta la última partícula de salsa. Muy rico.

Pero Jainer además de ser un gran cocinero (cosa que a medida que llegaban los platos iba ratificando más), es también docente; Director del programa Cocina Para Todos en el Centro de Capacitación Don Bosco, brinda cada día a jóvenes, hombres y mujeres, que tal vez cuentan con pocos recursos pero si con sueños gigantescos, la oportunidad de aprender de manera profesional esta cada vez más reñida pero hermosa profesión llamada cocinar. Esa es una labor que no todo el mundo se hecha al hombro, así que muy bien por el y sus alumnos.

Entre parla y parla, de la mano del chico de servicio se posa sobre la tela blanca de mi mesa esta porción de felicidad efímera, un Pulpo con Tomates Pomodoro. Algo que no suelo hacer a menudo es reconocer a las personas por algo en el mismo instante, es decir, por lo general reconozco la buena acción y felicito al día siguiente o cosas así, pero con este pulpo me vi en la obligación de actuar de modo diferente. Créeme, tan pronto lo probé mis ojos saltaron, ratifique el sabor para no estar haciendo evaluaciones exageradas, mire a Jainer y le dije “Viejo, felicitaciones por este pulpo, ¡Está buenísimo!”   

restaurante avril cali

Para ese entonces, hacía unos minutos habíamos hablado de que a algunos platos por más buenos procesos he ingredientes finísimos que tuvieran les faltaba ese “saborsíto” que te hace saborear y resaborear tu boca; Me pregunta Jainer, ¿Vez lo que te digo del “saborsíto”?, a lo cual respondo “Este pulpo si que lo tiene”.

De verdad querido amigo o amiga, si hay cosas por las que valga la pena ir a el barrio San Antonio es a comer este pulpo, es una vaina de locos, pero si los mariscos no son de tu agrado (cosa que te recomiendo vayas educando tu paladar porque te pierdes de MUCHO), la sola experiencia de ir a Avril ya es acreedora de tú visita, pues en este lugar encontraras el estilo de un hombre, cuyos platos fueron concebidos para tener un balance perfecto entre tu deleite y un “Hey, este soy yo, y así cocino”.

A fin de cuentas eso creo que siempre es lo más importante, que la comida a parte de estar deliciosa te transmita algo, y en Avril la comida transmite la gama de sabores que un hombre ha aprendido a maridar, en su empírica y fascinante exploración de lo que llamamos cocinar.

Recuerda suscribirte a mi blog en la parte superior derecha para que no te pierdas ninguno de mis post y apoyarme compartiendo el artículo si te gustó. ¡Gracias! 😀

restaurante avril cali